13 octubre 2022

El Ayuntamiento de Castelnuovo di Garfagnana se asocia con Lucart para calentar la ciudad deportiva

Compartir en
El Ayuntamiento de Castelnuovo di Garfagnana se asocia con Lucart para calentar la ciudad deportiva. Ayer se presentó el proyecto de calefacción urbana que permitirá calentar las instalaciones deportivas de la ciudad gracias al excedente de energía térmica procedente de la fábrica de papel. A la rueda de prensa asistieron el alcalde Andrea Tagliasacchi, Mario Puppa, consejero de la Región Toscana y vicepresidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Diego Strina, director de la planta Lucart en Castelnuovo y Marcello Bertocchini, presidente de la Fundación Cassa di Risparmio de Lucca.

El proyecto

La iniciativa, financiada por la Región Toscana, permitirá utilizar el excedente de calor producido en la planta local de Lucart para calentar las instalaciones de la ciudad deportiva, concretamente las piscinas municipales, el estadio municipal «Nardini», el polideportivo, las pistas de tenis y el antiguo estadio municipal. Según los cálculos del Ayuntamiento, el proyecto debería suponer un ahorro de un 40% aproximadamente en el consumo de gas metano por parte de la administración municipal con una reducción simultánea de las emisiones de 66 toneladas/año de CO2.

Desde 2012, año en que Lucart se hizo cargo de la planta que ahora produce las líneas de la marca Tenderly, la empresa se ha movido para optimizar el balance energético de la turbina de cogeneración de alta eficiencia, donde la dispersión de parte del calor generado suponía una oportunidad que no podía dejarse perder. Gracias a la colaboración con Valmet, se probó una tecnología revolucionaria que pudo enviar el humo de las turbinas de gas a las campanas de secado de la hoja de papel en lugar de los tradicionales quemadores de metano. Durante los meses de invierno, parte del calor se usa para calentar el departamento de transformación del papel de la planta, mejorando significativamente la comodidad en el lugar de trabajo. A partir de ahora, el calor residual derivado del proceso de cogeneración que no se aprovecha en el proceso industrial podrá utilizarse en beneficio de los ciudadanos, gracias al proyecto de calefacción urbana.

«En un momento histórico en el que las instituciones se ven obligadas a cerrar piscinas y otros espacios comunitarios debido al encarecimiento de las facturas, hemos encontrado una forma de colaborar con el Ayuntamiento de Castelnuovo para permitir que los ciudadanos sigan utilizando estos espacios», explica Diego Strina, director de la planta Lucart en Castelnuovo di Garfagnana. «La transparencia y el diálogo con el territorio local siempre compensan. En Lucart siempre hemos priorizado la sostenibilidad y, al hacerlo, gracias a nuestra amistad y estrecha colaboración con las instituciones locales, hemos podido idear una solución ventajosa para todos: el excedente de calor no se desperdiciará y al mismo tiempo la empresa podrá aprovechar los certificados blancos para conseguir un ahorro en el uso final de la energía».
Poder, Partnership, Ambiente, CSR